Una historia de fantasmas

Quizás a estas alturas ya sepan que me encanta todo lo relacionado con fantasmas: cuentos y películas, relatos y casas embrujadas. Pero frecuentemente me decepcionan los libros y el cine que abordan el tema. Además de los clásicos—M.R. James, Shirley Jackson, Poe, Lovecraft, Roal Dahl—, ya casi no leo cuentos de fantasmas. En su lugar me he interesado en relatos “reales” de edificios embrujados y fantasmas, y así es como llegué a leer Ghosts: A Natural History de Roger Clarke.

Disfruté este libro enormemente, no sólo por su honestidad y ritmo, sino también porque tuvo éxito en darme escalofríos. Había pasado un tiempo desde que leí un libro que me diera esas sensaciones tan disfrutables y desagradables a la vez: un escalofrío, un pinchazo en el estómago, la necesidad de voltear hacia atrás, de mirar de reojo detrás del hombro…

El libro de Clarke comienza relatando su obsesión personal con los fantasmas. Comienza de hecho con una historia que es universal: la del fantasma de la casa de la infancia, un recoveco sombrío del que preferimos alejarnos, donde varias veces creímos ver algo, por el que pasamos corriendo si ya es de noche. Gracias a estas experiencias en casa de sus padres, Roger Clarke decide unirse a la Society for Physical Research y volverse todo un cazafantasmas, acechando viejos castillos en el Reino Unido con varios aparatos.

Ilustración de Edward Gorey

“En un sentido básico, los fantasmas existen porque la gente constantemente reporta haberlos visto. Este no es un libro sobre si los fantasmas existen o no. Este es un libro sobre lo que vemos cuando vemos un fantasma, y las historias que nos contamos sobre ello.”

Como sugiere el título, el libro puede ser descrito como una historia de los fantasmas. Clarke no se aproxima a los fantasmas per se, sino al fenómeno de los avistamientos de fantasmas en Gran Bretaña como cualquier científico se aproximaría a otro fenómeno “natural”. Y de esta forma revela muchas cosas interesantes sobre los fantasmas y las sociedades que les dan cabida: cómo han cambiado los fantasmas, cómo los espectros y los poltergeists aparecen en tiempos de agitación religiosa o política e incluso cómo los fantasmas han cambiado su apariencia para adaptarse a las épocas (de ser figuras blanquecinas semi-transparentes en el siglo XVIII, pasaron a vestir de negro durante la época Victoriana, por ejemplo). Otro tema interesante que aborda el libro es el vínculo tan estrecho que hay entre la religión y los fantasmas. Hay, por ejemplo, más avistamientos de fantasmas ahí donde la religión predominante es el catolicismo.

Ilustración de Edward Gorey

Para ilustrar su historia natural, Clarke divide el libro en historias famosas de fantasmas, de diferentes épocas. El fantasma de Hinton Ampner, el postergáist de Enfield, las apariciones de la Torre de Londres y algunas médiums y espiritistas famosas ocupan las páginas del libro. Así, el libro combina las observaciones históricas con el encanto de las historias de fantasmas antiguas.

En fin, recomiendo mucho este libro a cualquiera que esté interesado en los fantasmas, creyente o no creyente. Y a cualquiera interesado en la historia, pues el libro trata tanto sobre fantasmas como sobre las personas que han afirmado verlos y las sociedades que formaron a estas personas.

Ilustración de Edward Gorey

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s